Estamos acostumbrados en los últimos tiempos a ver en las películas persecuciones imposibles, creadas por ordenador, en las que los coches realizan acciones inverosímiles para el espectador, e inexplicables para todos aquellos que tengan unos conocimientos rudimentarios de física. Me viene a la cabeza sobre todo la saga Fast and Furious, en donde los automóviles aceleran mientras están en el aire, y los conductores calculan al milimetro el espacio para pasar por debajo de un camión que está dando vueltas campana. Espectaculares, y totalmente falsas…

Así que ver persecuciones de películas en las que los efectos visuales por ordenador no existen, y en las que todo se basa en la pericia del conductor, y la potencia y cualidades deportivas del automóvil (aunque el mismo esté trucado) es una delicia para un amante del cine y del motor. Entre estas, una de las mejores escenas de persecuciones de la historia del cine es sin duda esta que nos ocupa, de la película “Ronin”, en la que Robert de Niro, en su papel de mercenario persigue a gran velocidad en un Peugeot 406  junto a Jean Reno a a su rival en el filme, representada por la actriz británica Natascha McElhone, quien pilota un BMW M5 E34 , el cual, todo hay que decirlo, supera en mucho al vehículo de De Niro. La película cuenta también con otra escena de persecuciones, igual de espectacular, en la que tiene protagonismo un impresionante Audi S8, que también tiene a DeNiro saliendo del techo de un viejo Benz marrón para disparar un misil LEY contra otro automóvil

Así que, pasen y vean, y disfruten de la escena.

Te puede interesar: BMW E28 M5, el sedán más rápido del mundo

Te puede interesar: El BMW M5 de Jenson Button puede ser tuyo


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.