Así se toma una curva perfecta con un BMW 2002 en el Rally de Clásicos de Valpantena, en Italia. El BMW 2002 precursor del BMW E-21, siempre ha destacado por su robustez y ligereza, lo que le convierte en un fiable vehículo en los rallyes de coches históricos. Nunca estará a la altura de un M3 E30 edición Roberto Ravaglia, pero tampoco lo pretende. Según el modelo, disponía de un motor desde 130 CV, en el caso del Tii hasta los 170 del modelo Turbo, del que tan sólo 1.672 fueron fabricados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.