Los automóviles de la marca BMW son habituales en las escenas de acción de la franquicia Mission Impossible, protagonizada por Tom Cruise. En su última película, Misión imposible: Fallout, hace aparición un flamante BMW M5 de nueva generación,  pero su presencia se limita a unos pocos minutos de pantalla, en los que aparece controlado por un control remoto por el compañero de Tom Cruise en el filme, Benji, interpretado por el actor Simon Pegg.

Pero, el vehículo estrella de la película Mission Impossible Fallout es un ya clásico BMW M5 E28 de 1986, que es protagonista de unas espectaculares escenas de acción y persecución por las calles de París. Es de suponer que el hecho de que el BMW M5 fuese en su momento el sedán más rápido del mundo ha jugado mucho a su favor para ser elegido para estas escenas de acción.

 

Escena de persecución de Mission Impossible con un BMW M5 clásico E28


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.