La serie 8 E31 se introdujo en 1989 para reemplazar a  la Serie 6  que había estado en producción desde 1976 hasta 1989, y era ya un modelo obsoleto, y cuyas ventas estaban bajando. No pretendía ser un sustituto del mismo, ya que intentaba llegar a un público más exclusivo.
El único modelo disponible en su lanzamiento comercial  era un 850i, equipado con un motor de 12 cilindros que proporcionaba 300 HP, pero cuyo coste  era más del doble que la serie 6 a la que iba a reemplazar, por lo que sus ventas se veían complicadas desde la propia BMW. Entonces  ¿por qué BMW se decidio a fabricar este deportivo? La respuesta estaba en la competencia; Mercedes tenía en el mercado el espectacular 500SL, y BMW necesitaba un competidor para no perder su prestigio de marca deportiva y de vehículos de lujo. BMW trabajó en un prototipo de M8 equipado con un motor V12 de 6 litros y 550 caballos, que estaba destinado a competir con automóviles con potencias superiores a los 500 CV, por lo que se le conocía internamente como el “Ferrari Killer”. Pero este prototipo, al igual que el Serie 8 cabrio, para desgracia para los aficionados a los superdeportivos nunca llego a producirse

Pese a su gran potencial, el mercado le dio la espalda al Serie 8, el precio era excesivo para la época y sus equivalentes en el mercado le hicieron mucho daño, por lo que tan solo se llegaron a fabricar 30.621 unidades.

Motores de gasolina del BMW Serie 8
830i 840i 840Ci 850i/Ci 850Ci 850 CSi
Periodo de fabricación 1992 1993-1996 1995-1999 1989-1994 1994-1999 1992-1996
Identificación del motor M60 B30 M60 B40 M62 B44 M70 B50 M73 B54 S70 B56

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.