El BMW Serie 8, o E31 en su código de fabricación,  se presentó por primera vez en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt en 1989 con la idea de competir con Porsche y Mercedes, y cuando la única oferta de motores disponible es un V8 o un V12 es que la apuesta es fuerte.

Pero……las cosas no salieron como pensaban en BMW, las ventas no fueron tan buenas como esperaban, la competencia era muy dura y la producción alcanzó tan sólo las 30.000 unidades, cuando el último Serie 8 salió de la linea de fabricación en mayo de 1999.

Estas escasas ventas, que no consiguieron hacer al Serie 8 rentable, provocaron que algunas propuestas se quedaran sin pasar a producción, como el BMW M8 “Ferrari Killer” o el Serie 8 descapotable.

Desde el principio BMW se planteo tener un descapotable en su Serie 8, y aunque el 850i Cabrio llegó a tener una versión previa definitiva, nunca llegó a entrar en producción, ya que la empresa consideraba poco probable recuperar la inversión del coste de su desarrollo. Un solo ejemplar, de color rojo, sobrevive al proyecto, que se puede ver en el Museo de la marca en Munich.

Nos queda el consuelo de saber que BMW está desarrollando una versión cabrio, para un pronto lanzamiento de su actual Serie 8.

Aquí podéis ver un video del Serie 8 Cabrio


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.